Consejos prácticos: agregue accesos directos a las utilidades de Windows en las bibliotecas