Consejos prácticos: cambiar la ruta de origen de las aplicaciones